Skip to content

Oct 9 , 2012

0

Máquinas a medida para cada necesidad

by Prosain
Máquinas a medida para cada necesidad

          Sólo hay dos empresas en Andalucía dedicadas a fabricar máquinas a la carta, adaptadas a las necesidades específicas de sus clientes, y una de ellas se encuentra en Málaga. Su nombre es Proyectos Sistemas y Automatismo Industrial (Prosain), está en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), cuenta con una plantilla de 30 trabajadores y es capaz de hacer desde una máquina concebida de manera exclusiva para cortar el salmón en rodajas hasta seguidores solares, un artificio que sirve para que los paneles usados para producir energía fotovoltaica reciban la mayor cantidad de luz durante todo el día.

          La fabricación de este último encargo llegó a Prosain de la mano de su principal cliente, Isofotón, empresa malagueña dedicada al sector de la energía solar a la que abastece desde sus inicios, en 1997, cuando Eduardo Martínez padre se decidió a montar una empresa que se dedicara a fabricar máquinas a medida en una nave alquilada de el polígono El Viso de 200 metros cuadrados.
          “Gracias a ellos, a Isofotón, nos pudimos trasladar aquí al PTA” en el año 2003, a una nave de casi 1.400 metros cuadrados, cuenta Eduardo Martínez hijo, quien con sólo 25 años y todavía estudiante de Ingeniería Industrial es el responsable de diseñar las máquinas que después fabrican los empleados de la empresa. También se encarga de realizar la labor comercial de Prosain, de hablar con los clientes, escuchar qué es lo que necesitan y después intentar plasmarlo en el ordenador, para más tarde fabricar la máquina en cuestión.
           Eduardo Martínez cuenta cómo a partir de ese 1997 Isofotón fue progresando de manera paulatina en el campo de la energía solar “y nosotros progresando con ellos”, hasta el punto de que el 90% de las máquinas que fabrican en la actualidad son para esta empresa, para la que incluso producen colectores térmicos solares.
           “Tenemos una parte en nuestra fábrica en la que hacemos para ellos una pequeña producción”, precisa Martínez, quien remarca que a pesar de la fabricación de componentes que Prosain hace para Isofotón en el campo en el que desarrolla su actividad y en el que está especializada es el de la fabricación de maquinaria por encargo, de la que hace desde el diseño hasta el mecanizado, incluyendo el montaje eléctrico, neumático, hidráulico y la programación.
           Su estrecha relación comercial con Isofotón ha hecho posible que 2005 fuera un muy buen año para Prosain, ya que durante el ejercicio pasado la empresa de energía solar completó su traslado a la fábrica que ha abierto en el Parque Tecnológico de Andalucía, equipada en su mayoría con la maquinaria fabricada por Prosain.
           “El año pasado fue muy bestia para nosotros, explica Eduardo Martínez, quien detalla que su compañía fabricó durante el año pasado una veintena de máquinas -lo normal es que haga unas seis o siete-  y alcanzó una facturación de 1,2 millones de euros.
            El año en curso se presenta, sin embargo, más tranquilo, aunque Prosain tiene ya varios encargos, la mayoría de empresas radicadas en el PTA, como Ubago -le ha pedido la máquina para cortar el salmón en rodajas-. Airzone -dedicada a la climatización por zonas- o Predan -encargada de desarrollar componentes inductivos-.
            “Nuestros clientes principales son empresas del propio PTA, pero cada vez nos llegan más empresas de fuera”, explica Eduardo Martínez, quien día a día se tiene que enfrentar a las peticiones tan dispares que llegan a esta empresa.
            De hecho, Prosain ha fabricado de todo: máquinas para manipular palés, un tren de laminado para una empresa que monta invernaderos o un aparato cuyo único cometido era pegar un adhesivo que permitiera fijar a la piel un colector de orina femenino, encargado de sustituir al pañal en los hospitales. También ha recibido encargos para crear un artilugio que pegue de forma automática las asas a las bolsas de papel o para envolver las latas de conserva con apariencia artesanal.
            Crear uno de estos aparatos puede llevar a los empleados de Prosain desde un par de meses hasta medio año. Dependiendo de la dificultad de cada petición.
            Entre los proyectos futuros de Prosain se encuentra incorporar la robótica a las máquinas que fabrica, con el fin de que estas sean más productivas.

 

Por Leonor Cabrera

El Mundo, Martes 02.05.2006

Etiqueta: